Brigada Investigadora de Robos Osorno lanzó campaña contra robos a la salida del banco

Producto del aumento de flujo de dinero durante las celebraciones de Fiestas Patrias, ello tras el pago de aguinaldos y retiro de plata desde cajeros, la Brigada Investigadora de Robos Osorno realizó el lanzamiento de una campaña destinada a abordar un delito que durante los últimos años ha ido en aumento a nivel nacional: el robo bajo la modalidad de salida de banco.

Se trata de un hecho criminal, cuyo modus operandi comienza al interior de una entidad bancaria. Es allí donde delincuentes “marcan” a su víctima tras realizar un retiro de dinero, esto mediante la toma de fotografías, o bien, ocupando elementos más básicos como tiza o comida, para luego ser seguida e interceptada fuera del lugar o camino a su casa.

Así lo explicó el comisario Joaquín Seguel, jefe de la Brigada Investigadora de Robos de Osorno

La forma más común de concretar este tipo de delito es mediante la sustracción de la plata a través de robos con intimidación o violencia. Sin embargo, también existen otros métodos para lograr el objetivo, tal como el pinchazo de un neumático o la simulación de diversas situaciones: peleas de parejas o accidentes de tránsito.

La idea de los delincuentes es generar distracciones en las víctimas para posteriormente robar el dinero girado del banco. Dicha modalidad requiere muchas veces de una planificación más acabada de parte de las bandas criminales que se dedican a este tipo de ilícitos, quienes buscan el momento preciso para “atacar”, siguiendo incluso a las personas por horas antes llegar a su destino final.

Si bien la mayor cantidad de casos se producen en la región Metropolitana, en lo que respecta a la provincia de Osorno, la Brigada de Robos indaga cerca de 30 casos relacionados con la modalidad de salida de banco, hechos ocurridos entre 2019 y 2020. En tanto, en lo que va de 2021, no se han registrado denuncias.

Se trata de un fenómeno delictual con investigaciones de largo aliento dadas las características de organización de las bandas y su forma de operar, cuyas víctimas son preferentemente adultas de entre 30 a 69 años.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*